Jordi Juanós: "Los altavoces viejunos"

Desde siempre hay personas que, por más viejos que sean en edad de DNI, han sido, son y siguen siendo jóvenes de corazón y de cabeza, ¡bravo por ellos y ellas!  Pero de la misma manera siempre habrá personas que toda su vida han sido, son y serán viejunos de espíritu, gente incapaz de adaptarse a las nuevas realidades y que siguen “oliendo a piso viejo”, ¿lo oléis?

¿Pero qué ocurre cuando se combina a estos viejunos con el poder que da disponer de un altavoz político y mediático relevante? Pues que se les ve descaradamente el plumero, y suelen dar rienda suelta a sus pensamientos retrógrados y sectarios, por no hablar de otras acepciones incluso peores. 

Tenemos estos días uno de estos casos en primera línea mediática gracias a nuestro peculiar Alto Representante para la Política Exterior Comunitaria, el inigualable Sr. Josep Borrell.  Este político socialista incombustible ha demostrado de nuevo no ser capaz de controlar sus pensamientos y su verborrea e intentar ser, al menos, políticamente correcto. ¡Menudo papelón para sus colegas Comisarios y los de su propio partido en España!

Cuando todas las señales globales muestran la proactividad y liderazgo de los jóvenes en la lucha contra la Crisis Climática (sólo ver los ejemplos de Fridays For Future, Extinction Rebelion, de la omnipresente Greta, que acaba de fichar por la BBC, o de activistas como Felix Finkbeiner, fundador de Plant-for-the-Planet), va este Comisario Europeo, poca broma… y se descuelga cuestionando su compromiso cuando tengan que apoginar dinero para conservar su estilo de vida.

 

¿Será que el estilo de vida de los jóvenes, sus valores y sus objetivos ya no son los mismos que los del Sr. Borrell?  No le conozco personalmente, no puedo opinar directamente, pero oyendo sus constantes declaraciones, intuyo que sí, que esa es la razón de fondo, que no entiende la nueva situación global y el empuje de las nuevas generaciones.  O peor aún, quizás desde su demostrada sapiencia y soberbia no quiera ni tan siquiera verlo. 

Más vale que lo vaya entendiendo y que trabaje para ello, dentro de 10 o 15 años estos jóvenes irresponsables van a ocupar su posición Sr. Borrell.  ¿No sería mejor ayudarles que ponerles palos en las ruedas para que cuando llegue ese momento estén lo mejor preparados posible?

Oí en una charla a Silvio Elías, CEO de EcoVeritas decir algo que suscribo totalmente: “No se trata de qué planeta les dejamos a nuestros hijos e hijas sino de qué hijos e hijas dejamos a nuestro planeta”.  Por suerte, la realidad supera por todos lados a este viejuno de la política profesional y que otras personas más abiertas y con un buen altavoz también como la Vicepresidenta de Transición Ecológica y Reto Demográfico del Gobierno de España, se apresuró a desmentirle casi de forma inmediata.  No todo está perdido.

Categorias

Back To Top