Olivia Mandle es una joven a la que encanta la naturaleza, y especialmente el mar. Disfruta con esa sensación de libertad, paz y tranquilidad. Es buena estudiante (de mayor quiere ser Bióloga Marina), se aleja del absorbente mundo de las pantallas,  y le gusta mucho escuchar música.

Además, practica ballet, toca el piano y dibuja como diferentes formas de expresión artística. Es a simple vista una chica como cualquier otra…..pero es extraordinaria. Y lo es por muchos motivos.

Ella se denomina a si misma Activista Medioambiental, algo que no suele verse ni escucharse en los jóvenes de su edad. Ello dice mucho de su personalidad y convicción en lo que cree, y en lo que hace. Sus actos estos últimos años, hablan por sí mismos.

Durante el pasado curso escolar, su escuela le concedió la gran responsabilidad de liderar la concienciación entre sus compañeros del grado de 1º de ESO. Para ello tenía un panel de dos metros en el que cada 15 días ponía carteles creados por ella que invitaban a concienciar y a actuar acerca del Cambio Climático, el Medio Ambiente, los Derechos de los Animales y el Planeta.

Dada su conexión y pasión con el mar (el cuál disfruta cada verano), y su concienciación con el cambio climático, en 2019 decidió crear un utensilio para limpiar de microplásticos la superficie del mar. “Jelly Cleaner“, como así lo llamó, está fabricado con materiales reciclables de casa, de manera que cualquier persona pueda construirse el suyo propio.

 

 

Inició una campaña en Change.org con el objetivo de trasladar los 3 delfines que quedaban en el Zoo de Barcelona a un Santuario Marino, la cual en sólo 5 meses, recogió 52.217 firmas.

Pese a que finalmente, los delfines fueron trasladados a otro zoo, en su lucha por proteger los derechos de los animales marinos, ha creado otra campaña que está ahora mismo vigente: #noesPaisparaDelfines

Esta campaña es ambiciosa y tendrá que luchar por ella durante años, pues busca que España cree una Ley de Prohibición de Delfinarios como otros países ya han creado.

En abril de este año, con motivo del 50 Aniversario de la ONG Earth Day Initiative org (New York), preparó tres cartas dirigidas al Planeta que finalmente leyó virtualmente debido al confinamiento (escucha las cartas aquí).

Recientemente, ha sido reconocida como “Mini Heroína” por Raíces & Brotes: el programa educativo del Instituto Jane Goodall. Programa en el que jóvenes de todas las edades llevan a cabo proyectos de aprendizaje que fomentan el respeto y la empatía por todos los seres vivos, que promueven el entendimiento entre todas las culturas y creencias y que motivan a cada individuo a actuar para hacer del mundo un lugar mejor para tod@s.

Además, junto a sus padres y su proyecto de alimentación de impacto Delicious & Sons, cada año realizan una Limpieza del Mediterráneo juntos a 200 voluntarios con el objetivo de concienciar sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente.

Y por si fuera poco, a través de “Movilízate por la Selva” , realiza una campaña que consiste en alargar la vida útil de nuestros terminales y fomentar el reciclaje de teléfonos móviles para proteger los ecosistemas africanos. Ella se encarga de organizar la recogida gratuita de los móviles viejos para hacerlos llegar al Instituto Jane Goodall.

 

santuario marino olivia mandle

 

Olivia tiene un sueño: SUA (Save UAll). No es más que fundar un Santuario Marino donde los animales se sientan en libertad, en su ecosistema natural y libre de contaminación.

Estamos seguros que junto a la ayuda de sus grandes inspiradores (Jane Goodall, Greta Thunberg, Manu San Félix…), la que todos y cada uno de nosotros podamos ofrecer, y su propia motivación, implicación, entusiasmo y convicción, conseguirá todo lo que se proponga.

Olivia Mandle: eres todo un ejemplo. Gracias